NEGACIÓN DE SAN PEDRO ( Jose Zamorano Martinez - 1992 ):

Talla Negacion de San Pedro (Jose Zamorano Martinez 1992)

El grupo escultórico de La negación de San Pedro es un tema iconográfico que actualiza en las procesiones de Semana Santa el pasaje evangélico en el que el apóstol Pedro niega a su Maestro en el momento de su prendimiento y víspera de la pasión a la que va a ser sometido. El grupo fue encargado al escultor hellinero José Zamorano Martínez, prolífico imaginero cuyas obras se caracterizan por un pronunciado estilo levantino, y que es buen conocedor de la anatomía humana y de las obras clásicas.

Está integrado por dos tallas esculpidas en madera policromada. La del apóstol fue la primera en realizarse. Se le presenta con la rodilla izquierda hincada en el suelo y la pierna derecha flexionada. El brazo izquierdo se extiende en actitud suplicante, implorando el perdón. La cabeza y la mirada del rostro, de buena factura y bellamente conseguida, gira hacia la derecha tratando de encontrarse con la de Cristo. Expresión dolorida y pena contenida emanan del gesto del apóstol. Su complexión es fuerte; torso, brazos, manos y pies robustos; los rasgos anatómicos se hacen visibles con nitidez y están bien resueltos. Viste túnica recogida en la cintura y manto que cubre un hombro dejándose caer hasta la peana donde se pliega.

Junto a la talla del apóstol Pedro, la de un Cristo altivo, majestuoso, caminante, del más puro estilo del autor. La cabeza gira hacia la izquierda buscando encontrar su mirada con la del apóstol. La expresión de su rostro transmite serenidad, profundidad; no hay concesiones dramáticas. Viste túnica y manto que caen hasta los pies. La túnica se ciñe en la cintura y marca el talle; las manos están maniatadas a la espalda; grandes y gruesas al igual que sus pies descalzos.

Ambas tallas visten túnicas y mantos con pliegues voluminosos, amplios y gruesos bien resueltos. Del más puro estilo de José Zamorano.